¡Detener la guerra en Ucrania!
ukraine-042022225-3

¡Detener la guerra en Ucrania!

Declaración del caucus Bread & Roses del DSA sobre la invasión rusa de Ucrania. Detener la guerra y el imperialismo ruso. Oponerse a la intervención de Estados Unidos y la OTAN.

Caucus Bread & Roses del DSA 1 mar 2022, 21:23

Via The Call

El jueves 24 de febrero por la mañana, el presidente ruso Vladimir Putin anunció el inicio de “operaciones militares especiales” en Ucrania. Poco después comenzó el bombardeo de las principales ciudades, aeropuertos y posiciones militares ucranianas. Más tarde, las tropas rusas avanzaron hacia la capital, Kiev, y la segunda ciudad más grande, Kharkiv.

Condenamos enérgicamente esta invasión de Rusia. Los socialistas están inequívocamente en contra del imperialismo, ya sea estadounidense, ruso o de cualquier otro tipo. Esta guerra es una tragedia que traerá muerte y destrucción y sembrará las semillas del odio nacional. Nuestra solidaridad está con los pueblos de Ucrania y Rusia, que soportarán sus horribles costes.

Los orígenes de esta invasión se remontan al final de la Guerra Fría en 1991. Las maniobras imperialistas de Estados Unidos -la rápida incorporación de Europa del Este a la OTAN, en particular- son en parte responsables del aumento de las tensiones. El progresivo cerco a Rusia por parte de Estados Unidos y sus aliados ha alimentado los temores rusos a una posible intervención. Con un desprecio aterrador por las posibles consecuencias, Estados Unidos se ha enemistado con Rusia, otra potencia nuclear. Más recientemente, Estados Unidos se ha negado a comprometerse a mantener a Ucrania neutral y fuera de la OTAN y ha ofrecido su apoyo a las fuerzas reaccionarias en los acontecimientos de Maidan en 2014.

Sin embargo, hay un claro agresor en el conflicto inmediato: el gobierno de Vladimir Putin. Este gobierno está apoyado por la clase oligárquica capitalista rusa y la representa, y está impulsado por la ambición de reconstruir el imperio ruso de los siglos XVIII y XIX.

Al elegir una invasión militar en lugar de negociaciones diplomáticas, el gobierno de Putin está adoptando una estrategia imperialista, aislándose aún más y sumiendo al mundo en una posible nueva guerra global.

Los socialistas democráticos de Estados Unidos estamos limitados por nuestro tamaño y distancia del conflicto en lo que podemos hacer para luchar por la paz. Pero nuestras tareas y exigencias son cada vez más claras.

Debemos seguir resistiendo la escalada del conflicto hacia una guerra mundial. Los socialistas de Estados Unidos y de los otros 29 Estados miembros de la OTAN deben oponerse a una intervención dirigida por la OTAN en el conflicto. A medida que se desarrollen los acontecimientos, debemos estar preparados para convocar movilizaciones masivas contra una posible intervención militar.

Apoyamos los llamamientos de los socialistas democráticos en el Congreso para imponer fuertes sanciones a las enormes fortunas de los dirigentes estatales y capitalistas rusos. Para ello habrá que enfrentarse a los intereses de Wall Street, que preferiría que esas fortunas permanecieran ocultas. Al mismo tiempo, debemos oponernos a la guerra económica en forma de amplias sanciones contra los rusos de a pie.

Apoyamos la demanda de abrir la frontera de Estados Unidos a los refugiados de la guerra ruso-ucraniana (así como de otras guerras y conflictos en el extranjero).

Ofrecemos nuestra solidaridad a las clases trabajadoras ucranianas y rusas y a los movimientos socialistas y antiguerra de ambos países. Las movilizaciones iniciales del pueblo ruso -frente a la tremenda represión estatal- son inspiradoras. Instamos al DSA, a través de su Comité Político Nacional y su Comité Internacional, a ofrecer en los términos más fuertes su solidaridad con los movimientos socialistas y antiguerra en Ucrania y Rusia.

Instamos a Estados Unidos, Rusia y Ucrania a retomar las negociaciones para encontrar una solución diplomática al conflicto. Como parte de esa resolución, apoyamos la disolución de la OTAN -una alianza de Estados capitalistas que siempre se ha utilizado para promover los intereses capitalistas de sus miembros mediante intervenciones agresivas- y la construcción de un acuerdo de seguridad mutua real y duradero con Rusia. Las tropas rusas también deben retirarse del territorio ucraniano.

Las verdaderas esperanzas de una paz duradera, la justicia y el socialismo democrático están finalmente en manos de la clase obrera internacional. En casa, en Estados Unidos y en los países de la OTAN, los trabajadores pueden detener la escalada del conflicto militar mediante movilizaciones de masas y la derrota de sus propios gobiernos imperialistas. En Ucrania, el pueblo trabajador puede resistir la invasión por la fuerza y mediante huelgas y acciones económicas. Y especialmente en Rusia, los trabajadores pueden, con sus movilizaciones, detener la invasión y derrocar el régimen de Putin.

La acción masiva de los trabajadores puede construir un mundo mejor. Es nuestra única defensa real contra la guerra imperialista y contra el capitalismo. ¡Detener la guerra en Ucrania!


Parlamentares do Movimento Esquerda Socialista (PSOL)

   

Podcast Em Movimento

Capa da última edição da Revista Movimento
Esta é a vigésima quarta edição da Revista Movimento. Iniciando nossas publicações em 2022, preparamos uma edição com um dossiê de mulheres, organizado pelas mulheres do Movimento Esquerda Socialista (MES).