MES/PSOL participará en la Caravana de Solidaridad con los Perseguidos en Nicaragua
WhatsApp-Image-2022-06-25-at-12.28.29-1080x630-1-1

MES/PSOL participará en la Caravana de Solidaridad con los Perseguidos en Nicaragua

El Movimiento de Izquierda Socialista formará parte de la caravana internacionalista de denuncia de la dictadura de Ortega/Murillo.

Antonio Antunes da Cunha Neto 3 jul 2022, 10:12

Cuando el 19 de julio de 1979 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) derrotó a Anastasio Somoza, la mayoría de los países sudamericanos estaban sometidos a dictaduras militares: Brasil, Argentina, Chile, Paraguay, etc. Vivíamos tiempos de resistencia y la Escuela de las Américas estaba en plena formación de torturadores y asesinos con el Departamento de Estado recogiendo victorias contra la burocracia soviética en plena Guerra Fría.

En aquella ocasión, la victoria del sandinismo fue la revancha de todos los pueblos latinoamericanos contra los gobiernos títeres del imperialismo norteamericano y los intereses de las oligarquías regionales. Militantes de la izquierda revolucionaria de todo el continente se alistaron en brigadas de apoyo a la revolución sandinista. ¡Fue la segunda revolución triunfante!

Como en un guión de película de acción de tercera categoría, Daniel Ortega -que asume el gobierno respaldado por el pueblo nicaragüense y la izquierda mundial- se convierte en su más brutal opositor y entierra el legado de Sandino y el Movimiento Sandinista, se convierte en uno de los dictadores más brutales e inhumanos de este principio de siglo persigue y encarcela a opositores y ex compañeros. Presionado por los efectos de la crisis económica y por la necesidad de mantener sus acuerdos con las oligarquías locales y el gobierno norteamericano, Daniel Ortega impuso en 2018 una dura reforma en el sistema de pensiones y el malestar que ya era grande derivó en fuertes movilizaciones de los pensionistas que pronto se convirtieron en un levantamiento masivo que comenzó a cuestionar al gobierno y sus métodos. Dentro del FSLN, purgas y persecuciones.

Las movilizaciones, sofocadas por la represión, dieron paso a la esperanza de que las elecciones presidenciales previstas para 2021 pusieran fin a la brutalidad del Estado. Al igual que en los juicios de Moscú, Ortega y Murillo acusaron, condenaron y sentenciaron a prisión a varios de los más importantes comandantes de la Revolución Sandinista (Dora María Mercedes, Comandante Dos, encarcelada durante más de un año en prisión, sin derecho a ver la luz del día; Hugo Torres, Comandante Uno, murió en prisión sin derecho a atención médica; Mónica Baltodano vive en el exilio; Zoilamérica Ortega Murillo, víctima de violencia sexual, vivió en el exilio para evitar ser detenida tras denunciar los abusos cometidos por su padrastro), los candidatos de la oposición (todos los candidatos con viabilidad electoral fueron detenidos), y a partir de entonces, se detuvo a todo aquel que expresara críticas al gobierno.

Con la oposición silenciada o encarcelada, Daniel Ortega y Rosario Murillo protagonizaron la mayor farsa electoral del país desde la derrota de la dictadura de Anastasio Somoza. En Brasil el PT y el PCdoB celebran la farsa, en Chile la declaración del comité central del PC chileno fue desautorizada por el presidente electo Gabriel Boric y por los diputados del partido que tuvieron que retirar sus felicitaciones al nuevo mandato.

Lamentablemente, una parte importante de la llamada izquierda democrática, el campismo calla ante las atrocidades cometidas por la Dictadura Ortega/Murillo, un silencio connivente que va desde la cumbre del PT hasta el gobierno boliviano pasando por el también autoritario Nicolás Maduro, que al igual que Ortega entierra el legado de la revolución bolivariana.

Daniel Ortega no es un dictador más, no es un gobierno neoliberal de carácter autoritario que llegó al poder por un vacío político o una experiencia frustrada con un gobierno del llamado campo progresista. Daniela Ortega y Rosario Murillo llegaron al gobierno y asumieron el poder en Nicaragua con el apoyo de la izquierda nicaragüense que luchó contra Somoza, de la izquierda latinoamericana que derrotó dictaduras y golpes de Estado, pero sobre todo Daniel Ortega llegó al poder en nombre de la izquierda y del legado de la revolución sandinista, sus crímenes van mucho más allá de los cientos de jóvenes asesinados por el aparato estatal, o de las persecuciones a sus compañeros de armas. Con sus políticas de colaboración con el gobierno de Estados Unidos (firmaron el TLC, colaboran con la DEA y son la principal barrera para contener la ola migratoria que asola el continente), entre otras políticas que atentan contra los derechos del pueblo nicaragüense, Ortega y Murillo están enterrando el legado de la revolución sandinista y manchando de sangre la bandera libertaria de la izquierda revolucionaria.

Afortunadamente no toda la izquierda mundial es connivente o ignora el rumbo autoritario de Ortega y las violaciones y atrocidades cometidas por el gobierno. Las declaraciones de Gabriel Boric y las posturas públicas de Gustavo Petrus son sólo una expresión de que no estamos solos en la lucha por un futuro de libertad.

Los días 6, 7 y 8 de julio una delegación de internacionalistas de varios países, encabezada por parlamentarios de la izquierda latinoamericana y organizaciones de derechos humanos desembarcará en San José de Costa Rica, país vecino de Nicaragua, para denunciar la dictadura de Ortega/Murillo. El MES – Movimiento Izquierda Socialista formará parte de esta caravana, en nombre del Buró de la Cuarta Internacional compondremos la delegación junto con CSR – parte de la sesión de la Cuarta Internacional en México, el MAS – panameño y MTC de Costa Rica.

Además de solidarizarnos con los miles de nicaragüenses exiliados en Costa Rica, nuestra misión es reunirnos con la excombatiente Mónica Baltodano, con quien en los últimos meses hemos estado trabajando para denunciar las atrocidades de la dictadura de Ortega/Murillo, articular con los legisladores del Frente Amplio en Costa Rica nuevas iniciativas de apoyo a la resistencia nicaragüense y finalmente, en los límites de la frontera con Nicaragua, realizar un acto de protesta contra las violaciones de derechos humanos y las persecuciones del régimen de la familia Ortega/Murillo.


Parlamentares do Movimento Esquerda Socialista (PSOL)

   

Podcast Em Movimento

Capa da última edição da Revista Movimento
Esta é a vigésima quarta edição da Revista Movimento. Iniciando nossas publicações em 2022, preparamos uma edição com um dossiê de mulheres, organizado pelas mulheres do Movimento Esquerda Socialista (MES).